.

Guillermo Mercado Barroso



Guillermo Mercado Barroso nació en la calle Cruz Verde No. 118, cercado de Arequipa  el 25 de marzo de 1904 y fallece el 7 de agosto de  1983. Sus padres fueron Don Mateo Mercado Cáceres, primo del Mariscal Avelino Cáceres, y Doña Matilde Barroso Rivera de Mercado.

Sus primeros años los alternos viviendo entre el cercado y la calle Miguel Grau No. 512, de la villa Hermosa de Yanahuara, donde residiría finalmente.

Aun my pequeño, casi a los 6 años, se complacía en reunirse con los demás niños de su edad en las orillas del rio Chili, a quiñes contaba cuentos que brotaban espontáneamente de su alma: uniendo de esta manera dos asombrosas facultades que ya germinaban en su persona: la de crear y la de enseñar. Facultades que vivirían en su personalidad para siempre.

Su primer poema lo escribió a los 14 años. “No era un poema de amoríos o un poema de sublimación metafísica o sensiblería, era una crónica patética”. El poema fue inspirado por la sorprendente muerte que el contemplo del gerente de una fabrica. sin duda alguna, ya se iluminaba el camino del gran vate arequipeño.

Estudio la primaria en una escuela fiscal. La secundaria, en el Colegio Nacional de la Independencia Americana. Después de estudiar algunos años en el seminario de San Jerónimo, se fue a Lima. Estaba muy joven, my desorientado, quería irse a Francia cuando casualmente, un tío suyo le encontró y le ayudo a decidir sobre su futuro profesional. Más tarde se graduó de maestro en la Escuela Normal de Lima, hoy en día la Universidad Enrique Guzmán y Valle, la Cantuta. Trabajo como docente en Lima, Cuzco, y Arequipa, Mollendo, lugar donde contrajo matrimonio con Doña Guillermina Calderón, con la cual tuvieron cuatro hijos. En su hogar, tuvo siempre un sitial especial en el Corazón de sus hijos y de su esposa, su actitud dulce, comprensiva, llena de afectos y sus palabras plenas de amor iluminaron la vida de su hogar, siendo unos padres, un maestro, y un amigo a la vez.
Laboro posteriormente en el Callao, Lima, donde se quedo por cuatro años retornando a Arequipa en 1947, siendo nombrado Director de la Escuela de la Antigüilla.

Mercado, considero al niño no como material dúctiles o maleable, sino como entidad en potencia, sino como entidad en potencian desterró el castigo infamante, el memorismo, los métodos foráneos. La observación, el juego, la psicología, y el amor, fueron siempre sus mejores herramientas, siendo un verdadero despertador de conciencias y facultades infantiles.
               
               

Por largos años se entrego a la docencia primaria con infinito cariño y apego vocacional, conviviendo en estrecho contacto con los hijos del pueblo, conocedor de sus más apremiantes necesidades, sabedor de las deficiencias de la enseñanza, testigo de la urgencia de locales escolares, pulsador y receptáculo de emociones recogidas en ese ambiente propicio de la experimentación y el análisis, cual es la escuela, los niños la docencia en su exacto significado. De esta manera, el poeta y maestro, educo a varias generaciones Durante mas de 40 años en labor pedagógica. Mucho recuerdan a Mercado como ejemplo de inspiración y como uno de los mejores educadores nacionales.

Mercado no tuvo partido político, decía que el Corazón del poeta, del maestro se da entero al amor de su pueblo. James firmo compromiso alguno que significara unos contra otros. Fue sencillo ciudadano, un hombre, un bohemio que puso su almas al alcance de todos, ambientando reuniones y conversaciones. Su voz siempre fue mensaje. Tras sus palabras las de un profeta, las de un paladín de los pueblos, las de un hombre que sobre los trashumantes restos de los pueblos caídos y envilecidos, alzo su voz potente señalando rumbos justo, entonces escribió

            "Yo no he visto otros ojos
            Con una luz mas profunda
            Ardiendo en su dolor"
            "Jama había visto a otro hombre
            En cuyo aliento estuviera tan hondo palpitando
            La angustia de su patria"
                                                   
                                                  Erosion

Viajo por diversos lugares de la patria ofreciendo sus recitales poéticos y conferencias de carácter doctrinario y pedagógico, con al cuzco, donde fue recibido y aplaudido por Luis Nieto y todo el pueblo cuzqueño, los mismo que en Huancayo, y otras ciudades mas. Su presencia significaba un fraternal mensaje, así Mercado unía a los pueblos mediante la fuerza magia de sus canto lirico.

En 1950 viajo a Chile invitado por El Grupo "Fuego de Poetas", para brindar un recital poético, dos años después ofreció otro recital en Quito’ Ecuador y por azares del destino no pudo concretar su anhelado viaja a Caracas Venezuela.

El nombre de Mercado figuro con sus poesías en las páginas de las mejores antologías del continente creaciones poéticas de factura americanista la tierra, paisaje, el cholo peruano, la campiña arequipeña, sus rebeliones, sus volcanes, su eterno cielo azul fundidos en plenitudes cósmica… aparecieron en la estrofa de este poeta arequipeño, alcanzando dimensiones no solo nacionales, sino universal, al ser considerado como uno de los grandes poetas peruanos del siglo XX, mereciendo el aplauso consagratorio y admiración de grandes personalidades de la poesía como Juan de Ibarborou, Carlos Sabat Ercasty (Uruguary), Gabriel Mistral, Pablo Nerudi, J. Moraga Bustamante, Juan Marin (Chile), Richard Rojas, José Ramón Luna (Argentina), y muchos otros poetas y amigos. Su nombre también fue conocido en España y otros países de Europa que, consignaron la producción artística de este vate e intelectual arequipeño.

Su labor poética sobe todo, fue felicitada y elogiada por grandes personalidades no solo del mundo literario. Recibió elogias de dos presidentes venezolanas López Contreras 1937 y Carlos Andrés Pérez 1975

    Entre los diversos cargos que ejerció, podemos citar
    Director de la ANEA Asociación Nación de Escritores y Artistas varias veces
    Director del Instituto Nacional de Cultura
    Secretario General de la Asociación de Maestros del departamento de Arequipa
    Presidente de la Asociación de Maestros Primarios de Arequipa
    Presidente de la Asociación de Maestros de Mollendo
    Representante de los Maestros Peruanos en la Tercera Convención
    American de Maestros reunidos en Montevideo en 1930
    Presidente de Conversatorio Psicopedagógico de Arequipa
    Director del Diario La Verdad en Sicuani

Fuente: http://www.guillermomercado.com

Luis Alejandro ("Alex") Olmedo




Olmedo fue un jugador de tenis peruano y posteriormente nacionalizado estadounidense. Fue número uno de Estados Unidos y segundo del mundo en 1959. Hasta la fecha 2010 es el único sur Americano que ha logrado ganar el torneo más prestigioso del tenis, Wimbledon. Es considerado el tenista mas exitoso de su país.

Nació en Arequipa el 24 de marzo de 1936. Tiene 74 años. Su padre era entrenador del Club Internacional de Arequipa en Perú por lo que Olmedo estuvo en contacto con este deporte desde muy pequeño. Empezó ayudando a recoger las bolas y pronto aprendió los secretos del juego.

Su gran dedicación y el gran talento que mostró en los partidos fue observado por la Universidad de Southern, California, que le otorgó una beca para estudiar finanzas y administración de negocios. Olmedo arribó a los Estados Unidos en 1954. A la par de sus estudios siguió jugando tenis, representando a su Universidad en los campeonatos nacionales interuniversitarios (NCAA). Es así que ganó los títulos de individuales y dobles de la NCAA en 1956 y en 1958 (no participó el año 1957). En 1958 ganó el torneo Indoor de los Estados Unidos al batir en una apasionante y maratoniana final a Dick Savitt por 7-9; 6-3; 6-4; 5-7 y 12-10.

El juego de Olmedo se basaba en un potente saque y una gran variedad de golpes y variantes que lo hacían un jugador muy agresivo y certero. Sus compañeros universitarios comenzaron a llamarlo "The Chief" (el Jefe) por su indiscutido liderazgo en los equipos que formaba.

1958 fue también su debut en un torneo de Grand Slam. Éste debut tuvo lugar en el US National Doubles en el que participó haciendo pareja con Ham Richardson, con el que finalmente consiguió llevarse el torneo. De igual forma hizo pareja con la tenista brasileña Maria Bueno con la que consiguió llegar a la final de los dobles mixtos en el que cayeron ajustadamente contra la pareja de Margaret Osborne y Neale Fraser.

 La Copa Davis de 1958

Durante los distintos campeonatos, Olmedo fue observado por Perry Jones que era el capitán del Equipo estadounidense de Copa Davis.

En esos años el predominio en la Copa Davis lo tenía Australia y el reto de Jones era terminar con ese reinado. Contaba con un jugador de buenos recursos técnicos como Barry McKay, pero hacía falta un jugador de individuales de calidad que pudiera afianzar las posibilidades de victoria, pero en esos momentos ese jugador parecía no existir. Así era casi imposible vencer a Australia que contaba con excelentes jugadores como Malcolm Anderson, Neale Fraser, Ashley Cooper, Rod Laver, Roy Emerson, entre otros.

El gran juego mostrado por Olmedo entusiasmó tanto a Jones, que llegó a proponerlo al Comité de Copa Davis de su país para que formara parte del equipo estadounidense. No fue tarea fácil convencer al Comité pues el aceptar a Olmedo en el equipo significaba el reconocer que a pesar de los miles jugadores estadounidenses no había alguno capaz de vencer a los australianos.

Finalmente el Comité dio el visto bueno. Para permitir la participación de Olmedo se alegó que éste era residente en los Estados Unidos y que Perú no presentaba equipo propio ese año.

En el partido inicial Olmedo venció con facilidad a Malcolm Anderson, mostrando un juego muy vistoso. De ésta forma puso la cuenta 1-0 a favor de Estados Unidos. En el segundo encuentro de individuales Barry Mckay no pudo superar a Ashley Cooper, que emparejó la serie.

El marcador era de 1-1 y estaba claro que el partido de dobles podía ser decisivo. El encuentro de dobles se jugó al día siguiente y fue un partido para la historia. La dupla estadounidense formada por Alex Olmedo y Ham Richardson batió a la australiana que estaba conformada por Mal Anderson y Neale Fraser, por un marcador de 10-12, 3-6, 16-14, 6-3, 7-5. Fueron necesarios 82 juegos para vencer a los australianos y ese partido es hasta ahora el más largo que se registra en la historia de la Copa Davis.

En el encuentro decisivo Alex Olmedo derrotó a Ashley Cooper con un juego devastador imponiéndose con un 6-3, 6-4 y 8-6. Estados Unidos había roto el predominio australiano.

El Perú vibró con ésta victoria y el presidente Manuel Prado Ugarteche le concedió a Alex Olmedo los “Laureles del Deporte” la más alta condecoración para un deportista peruano. Olmedo recibió el premio durante su retorno a Perú y jugó un partido de exhibición en el Estadio Nacional de Lima que se vio abarrotado de espectadores.

 La Consolidación

1959 vio consagrarse a Alex Olmedo como uno de los mejores del Mundo. Su ciclo victorioso empezó en el Abierto de Australia, en el que debutaba en individuales. Consiguió llegar a la final del torneo australiano en el que le tocó enfrentar a Neale Fraser al que venció por 6-1, 6-2, 3-6 y 6-3. Así obtuvo de gran manera su primer torneo de Grand Slam.

En el campeonato de Roland Garros Alex Olmedo fue una sorpresa. Como jugador formado en los Estados Unidos, no estaba acostumbrado a jugar en canchas de arcilla. Pese a todo se las arregló para avanzar en el torneo y llegar a la semifinal en donde le tocó enfrentar al tenista italiano Nicola Pietrangeli. El partido fue durísimo y al final la victoria favoreció al europeo que a la postre sería campeón del Roland Garros. Pese a todo, Olmedo desarrolló un buen juego. Pero aún le faltaba demostrar su predominio en el planeta.

Su predominio en el tenis mundial quedó confirmado al ganar el segundo Grand Slam de su carrera, ésta vez en Wimbledon. En la mítica Catedral del Tenis Alex Olmedo aplastó a Rod Laver por un marcador de 6-4, 6-3 y 6-1 en solo 71 minutos de juego. El Court Real presenció así una de las victorias más arrolladoras en la historia del torneo. Alex Olmedo se mantiene hasta julio de 2010 como el único latinoamericano en haber ganado en la hierba londinense.

En el Abierto de los Estados Unidos consiguió llegar a la final en la que fue vencido por su ya clásico rival Neale Fraser. En ese mismo torneo fue finalista en dobles haciendo pareja con Earl Buchholz Jr. Fue considerado el tenista amateur Nº1 del mundo para el año 1959.

En el año 1960 Alex Olmedo se volvió profesional por lo que dejó de jugar los torneos del Grand Slam. Aun así siguió deleitando al público jugando otros torneos de profesionales y en presentaciones "one nigth-stand".

Como reconocimiento a su gran paso por las canchas. Alex Olmedo fue elevado al Salón Internacional de la Fama del tenis en 1987.

Si bien el triunfo de la Copa Davis le perteneció a Estados Unidos, el resto de títulos ganados por Olmedo fueron representando a la patria que lo vio nacer. Es por eso que luego de su retiro consideró la posibilidad de radicar definitivamente en el Perú. En la actualidad se le puede ver cada cierto tiempo dando el play de honor en los distintos torneos locales realizados en Lima u otras ciudades peruanas.

Eduardo López de Romaña


José Gabriel Eduardo Octavio López de Romaña y Alvizuri (n. Arequipa, Perú, 18 de marzo de 1847 - m. Yura, 26 de mayo de 1912), fue un ingeniero, empresario y político peruano, que ocupó la Presidencia Constitucional del Perú de 1899 a 1903. Vivió en la calle Jerusalen.

Fue el primer presidente peruano con profesión de ingeniero. Con él se inició la etapa llamada la República Aristocrática que duraría hasta 1919.

Miembro de una prominente familia arequipeña, de raíces coloniales, se educó en Inglaterra y se especializó la construcción de puentes para las vías férreas. Trabajó en la India y en Brasil. Retornó al Perú y radicó en Arequipa, donde puso sus servicios en beneficio de la comunidad. Dotó del servicio de agua potable a su ciudad natal. Fue propietario de vastas haciendas en el valle del Tambo. Participó en la defensa durante la guerra con Chile. Durante el segundo gobierno de Nicolás de Piérola fue nombrado titular del flamante Ministerio de Fomento y Obras Públicas, en 1896. Llegó a ser alcalde de Arequipa en 1897. Nombrado candidato a la presidencia representando a la alianza demócrata-civilista, triunfó en las elecciones de 1899.

Durante su gobierno se continuó el desarrollo de la agricultura, la minería y la industria; promovió la colonización de los valles interandinos y zonas orientales que hasta entonces permanecían aisladas; promulgó el Código de Minería en 1901, el nuevo Código de Comercio en 1902 y el Código de Aguas ese mismo año; creó el Estanco de la Sal para financiar la recuperación de las provincias de Tacna y Arica en poder chileno; y afrontó los problemas derivados de la política de chilenización en dichos territorios, que buscaban perpetuar la ocupación. Culminó su mandato sin mayor problema, tras lo cual se retiró a la vida privada.


Estudió primero en el seminario de San Jerónimo de su ciudad natal, bajo el rectorado del presbítero Sors. Viajó después junto con sus dos hermanos a Inglaterra para estudiar en el afamado Stonyhurst College, de la nobleza católica de la Gran Bretaña. Siguió la carrera de ciencias aplicadas en el King's College de Londres, donde obtuvo el grado de bachiller (1868). Al recibirse de ingeniero civil se especializó en diseño y tendido de puentes de hierro para el paso de vías férreas y realizó prácticas profesionales bajo las órdenes del ingeniero M. Lee Smith. Viajó a trabajar en la India, supervisando el puente sobre el río Ravee en Silvertown, a petición de la Gran Oficina del Ferrocarril del Norte del Punjab, lo cual le valió para cimentar su prestigio y encumbrarse a temprana edad en una holgada situación económica.

Pasó después a América como ingeniero de la Public Works Construction Company para la construcción del ferrocarril del Madeira al Mamoré, en las selvas del Brasil, fronterizas con Bolivia. Se trataba de un gran proyecto ideado por el norteamericano coronel Church, que uniría los puntos navegables del Madeira, separados por rápidos y cataratas. Se pretendían poner en comunicación extensos gomales y colonizar los valles de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia. El proyecto, apoyado por el emperador Pedro II de Brasil, duró dieciocho meses de sacrificada labor en la jungla y, a la postre, debido a las enfermedades, los accidentes fluviales y los ataques de los nativos del lugar, quedó diezmada la expedición. López de Romaña consiguió salvar afortunadamente la vida, aunque sin completar la labor asignada.

Con el dinero recibido, Romaña viajó por Europa, perfeccionándose más en su profesión. Regresó a Perú en 1874, tras 15 años de ausencia, y se instaló en su natal Arequipa. El 20 de marzo de 1877 contrajo matrimonio con Josefa de Castresana, unión de cual nacieron Eduardo, Carlos y Hortensia. Se dedicó a las obras del alumbrado por gas de Arequipa, como ingeniero y gerente. Negoció con el presidente Manuel Pardo para la obtención de 33.000 soles a cuenta de una deuda que el gobierno tenía con el Municipio arequipeño, accionista de la obra. Se retiró de la misma cuando las dificultades técnicas y financieras llevaron el proyecto al fracaso. Contribuyó mucho en ello el bloqueo del puerto de Mollendo, durante la guerra del Pacífico, pues impidió que se introdujera carbón. Las cañerías de la fracasada obra sirvieron después para el suministro de agua a la ciudad, lo que se culminaría en 1895.

Pasó luego a la agricultura, para dedicarse a la producción de caña de azúcar en los valles de Tambo, donde tenía numerosas haciendas, patrimonio de su familia. Pero su intento de crear una industria moderna fracasó debido a lo arraigado de las antiguas estructuras coloniales de explotación, y en parte, por el hecho que la moderna maquinaria a vapor que había importado fuera robada y desmantelada en el mismo puerto de Mollendo. A sus obras de modernización de sus haciendas, sumó la construcción del dique de Cachuyo, para proteger las tierras del valle de la desembocadura torrentosa del río.

Cuando durante la Guerra del Pacífico, se produjo el avance chileno a su territorio, se enroló en la defensa con el grado de coronel y como comandante general de las Milicias Cívicas del valle de Tambo. Tres batallones de 1.500 hombres estuvieron bajo su mando, de los que sólo doscientos estaban armados convenientemente. Romaña impidió el ingreso de los invasores chilenos en 1880, obligándoles a su retiro por Mollendo, no sin antes incendiar el puerto. Luego en 1882 los chilenos trataron de ingresar por Mejía al valle, pero fueron repelidos nuevamente por Romaña, esta vez con el apoyo de los húsares de Junín. Finalmente Arequipa fue tomada por el enemigo y la familia Romaña se refugió en Tacna, donde falleció la esposa de Eduardo.


Pasado el conflicto, Romaña retornó a Arequipa, donde fue presidente del Club Liberal, director de la Sociedad de Beneficencia Pública de Arequipa (1889-95 y 1897) e ingeniero adscrito al municipio local. Entre sus obras públicas destacaron el puente Grau, al que dotó de un ingenioso arco invertido para darle seguridad, la culminación de la obra de agua y alcantarillado, el puente de Tingo y, finalmente, la obra de la luz eléctrica, todo entre 1885 y 1899. Fue además impulsor de la Sociedad de Artesanos, fundador de colegios y clubes, y terminó electo Presidente de la Junta Patriótica de Arequipa.

Tras el triunfo de la revolución coalicionista (demócrata-civilista) que encabezó Nicolás de Piérola, en 1895, Romaña fue elegido diputado por Arequipa y ocupó la primera vicepresidencia de su Cámara. Al crearse en enero de 1896 la nueva cartera ministerial de Fomento, fue designado para desempeñarla, y aunque solo estuvo durante un corto período (de 26 de enero a 9 de agosto de ese año), le dio organización y los programas adecuados. La función de dicho ministerio era dar impulso a las irrigaciones, caminos viales, extracciones mineras, e incluso a la industria.

En 1897 fue elegido alcalde de la ciudad de Arequipa, cargo que desempeñó de manera notable, realizando obras urbanísticas y de vialización. Volvió al Congreso de la República en 1898 esta vez como senador y un año después, al llegar a su término el gobierno de Piérola, fue elegido candidato a la presidencia de la República por la alianza civil-demócrata, triunfando en las elecciones de 1899.

Elecciones presidenciales de 1899
En 1899, finalizando el mandato de Piérola, se convocaron a elecciones. El presidente Piérola, tras un notable gobierno, no otorgó apoyo oficial a ningún candidato; su partido, el Demócrata, se dividió en dos bandos:

Uno de ellos que iba en alianza con el Partido Civil, lanzó la candidatura de Romaña. Cabe señalar que éste no era civilista ni demócrata, sino independiente, y fue elegido tras la inhibición de su hermano Alejandro López de Romaña, éste si demócrata militante. Se mantenía así la alianza política que diera origen a la Coalición Nacional, la misma que triunfara en la revolución de 1894-95 y que había gobernado con Piérola.

El otro bando, la de los demócratas “oficiales”, designó a Guillermo Billinghurst.

En las elecciones se aplicó por primera vez en la historia peruana el voto directo, saliendo triunfador López de Romaña.

Presidencia de la República (1899-1903)

Eduardo López de Romaña tomó el mando de la República el 8 de setiembre de 1899. Carlos de Piérola, hermano del caudillo demócrata, fue presidente de la Cámara de Diputados, mientras que Manuel Candamo, un líder civilista, presidió el Senado.

Esta división respondía al predominio de los demócratas en la cámara de Diputados, y de los civilistas en la de Senadores; sin embargo, las diferencias se tradujeron rápidamente en el pase de los demócratas a la oposición.

López de Romaña constituyó su gabinete casi exclusivamente con civilistas, a lo que la mayoría demócrata de la cámara de Diputados contestó censurándolos. Se produjeron encendidas polémicas parlamentarias acerca de la obligación de dimitir o no de parte de los ministros censurados.

Durante su mandato enfrentó varios levantamientos de partidarios del ex presidente Andrés A. Cáceres. Partidas errantes de montoneros, entre los que se contaban el huanuqueño Augusto Durand, crearon perturbaciones en provincias.

Obras y hechos importantes

Aspecto económico

Anverso de una libra peruana de oro.
A fin de alcanzar la solidez económica de la nación, se tomaron las siguientes medidas:

Con relación al problema monetario, se buscó la consolidación del régimen de la moneda sana a través de la implantación definitiva del Patrón de Oro. Este se consolidó por ley promulgada el 14 de diciembre de 1901, por la cual se estableció que la unidad monetaria en la República estaba representada por la Libra peruana de oro, la cual debía ser un disco de 22 milímetros de diámetro con una aleación compuesta de 11 partes de oro con un peso total de 988 miligramos.

Con respecto a la recaudación de impuestos el gobierno decidió negociar con una nueva compañía en reemplazo de la Sociedad Recaudadora de Impuestos ya que ésta, al solicitarse con urgencia un préstamo, puso dificultades y planteó condiciones beneficiosas. Al respecto, el Congreso promulgó una ley el 13 de diciembre de 1899, por la que se autorizaba al Ejecutivo a llevar adelante un contrato de recaudación de impuestos en consumo de alcohol, tabaco, timbres de registro, de alcabala, de enajenación y productos del estanco del opio; se incluía también la venta de papel sellado y los impuestos mineros. El Banco Popular ofreció organizar una nueva compañía y así surgió la Sociedad Nacional de Recaudación, que fue autorizada para hacer efectivas las cobranzas de los impuestos mencionados. El gobierno celebró con ella un empréstito de 60.000 libras y prorrogó hasta el 30 de julio de 1906 su contrato para el cobro de impuestos.

Política colonizadora

La acción colonizadora en la selva, que se hallaba en medio del auge de la explotación del caucho, contó, decididamente, con el apoyo del gobierno. Así, se presentaron los viajes de los siguientes exploradores:

El coronel Pedro Portillo quien, entre 1901 y 1904, exploró la región del río Pichis, el Pongo de Manseriche, la cuenca del río Perené, navegando, además, por los ríos Marañón, Amazonas, Yavarí, Putumayo, Napo y la parte baja de los ríos Tigre, Morona, Pastaza y Ucayali. Confeccionó el Atlas del Departamento de Loreto y se convirtió en ardiente defensor de la soberanía peruana en la frontera nor-oriente, estableciendo las comisarías de Tarapacá, Arica y Tacna en la región del Putumayo. Toda esta acción la realizó Portillo siendo Prefecto de Loreto.

El teniente Numa Pompilio León, quién al frente de la lancha "Iquitos" viajó desde Iquitos a Puerto Bermúdez para establecer un servicio de correos.

Manuel Antonio Mesones Muro, quien en 1902 exploró de Etén a Puerto Meléndez, sentando las bases para la carretera Olmos-río Marañón.

Jorge Von Hassel, quien construyó el muelle de Iquitos y recorrió los ríos Pachitea y Pichis, siendo, además, proyectista del ferrocarril de Piura al Pongo de Manseriche. En 1901, viajó por el Amazonas y el Marañón; en 1902, exploró el río Napo y en 1903 recorrió el río Curaray afluente del Napo.
Joaquín Capelo, quien en 1901 señaló los límites fronterizos del departamento de Loreto y procuró sentar las bases de la defensa militar en la región de la Amazonía en base a un apostadero militar que se establecería en Puerto Bermúdez. Capelo tenía la obsesión de otorgar a nuestra Amazonía no sólo un sistema defensivo sino preservar sus recursos, porque entreveía que allí estaba el futuro económico del país. Por eso formó en Iquitos una Corte Superior y pidió que se consignara, en el presupuesto de 1902, una partida para la adquisición de dos vapores y dos lanchas destinadas al servicio de los ríos orientales.

Aspecto internacional

En la imagen, Eduardo López de Romaña en una revista militar, 1902.
En este campo, el gobierno trató de solucionar los problemas limítrofes con los países vecinos.

Con Bolivia se produjeron situaciones conflictivas en la frontera situada al norte Lago Titicaca hasta el Brasil, zona selvática convulsionada por el auge del caucho, aunque también existían problemas en la frontera del sur del lago, hasta Chile. El 23 de setiembre de 1902 el ministro plenipotenciario peruano Felipe de Osma y el canciller boliviano Eliodoro Villazón, firmaron un tratado de demarcación directa de la frontera peruano-boliviana, entre el río Suches y la frontera con Chile. La zona materia de mayor conflicto, situada al norte del río Suches hasta la frontera con Brasil, quedó sometida al arbitraje del Presidente de la República Argentina.

Con Chile se vivió una situación tensa a raíz de la violenta campaña de "chilenización" que dicho país desató sobre la población peruana en Tacna y Arica, a las que tenían cautivas desde la guerra del Pacífico. El plebiscito que debía llevarse a cabo fue prorrogándose indefinidamente. El gobierno chileno clausuró en Tacna y Arica las escuelas primarias, y expulsó a sus maestros, obligando a los niños y jóvenes peruanos a concurrir a las escuelas chilenas. Expulsó a los curas peruanos de ambas provincias, así como a toda persona que consideró peligrosa. Prohibió a los peruanos el derecho de reunión y de izar la bandera nacional los días de aniversario patrio. Expulsó a los trabajadores peruanos del puerto de Arica, boicoteó los negocios y las industrias de peruanos y en muchos casos se llegó al atentado personal y al asesinato contra los peruanos residentes en dichas provincias. Al iniciarse estos hechos, el Presidente Romaña rompió relaciones con Chile en 1901, las que fueron restablecidas en 1905, para volver a interrumpirse en 1909.

Con Ecuador, sucedieron incidentes en la frontera, debido a la persistencia de ese país en querer ocupar territorios legítimamente peruanos. En 1903 ocurrieron choques armados en el Napo, en la región de Angoteros. Este incidente revivió la necesidad de llegar a un acuerdo, acordándose, ya en 1904, a continuar el juicio arbitral ante el Rey de España.

Otras obras y hechos

Derogó la ley que prohibía a los extranjeros contar con propiedades y abolió la herencia colonial de las llamadas “manos muertas”. Con todas estas medidas se facilitó la expansión de las propiedades agrarias y se allanó el camino para el ingreso de los capitales extranjeros.

Impulsó el desarrollo agrícola, para lo cual fundó la Escuela Nacional de Agricultura con el apoyo de expertos belgas, y promulgó un nuevo Código de Aguas (1902), que reglamentaba el riego en proporción al tamaño de las propiedades.

Favoreció la minería y el comercio, promulgándose nuevos códigos de leyes en ambas materias, en 1901 y 1902, respectivamente.

La industria del cobre en gran escala empezó en 1901 con la organización de la empresa norteamericana “Cerro de Pasco Mining Co.” para la explotación de las minas de esa zona. Simultáneamente fue organizada la “Cerro de Pasco Railway Co.”, también norteamericana, para la construcción del ferrocarril de La Oroya a Cerro de Pasco.

Se creó el Cuerpo de Ingenieros de Minas para el estudio sistemático de los recursos del país.
Se continuó el progreso urbano de la capital. Se estableció el alumbrado eléctrico (1902) y la radiotelegrafía (1903).

En 1901 se promulgó la Ley Orgánica de Instrucción, que estableció el modelo francés en la educación. Este dispositivo solo duró nueve meses. En 1902 se dio otra ley orgánica de educación, esta vez bajo el modelo norteamericano.
Se estableció la Escuela correccional de menores varones.
Terminado su mandato, Romaña se retiró de la política. Vivió en Arequipa natal hasta su muerte, que tuvo lugar en el balneario de Yura.

Descendencia

En 1877 se casó con María Josefa Castresana García de la Arena con la que tuvo tres hijos: Eduardo, Carlos y Hortencia López de Romaña Castresana. En segundas nupcias se casó con su cuñada Julia Castresana (1888), la cual le dio otros seis hijos: Juan, Luis, Catalina, Julia, Fernando y Francisco.


Predecesor:
Inicio
Ministro de Fomento y Obras Públicas del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

25 de enero de 1896-8 de agosto de 1896
Sucesor:
Manuel J. Cuadros
Predecesor:
Nicolás de Piérola
Presidente Constitucional
Presidente Constitucional del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

8 de septiembre de 1899 a 8 de septiembre de 1903
Sucesor:
Manuel Candamo Iriarte
Presidente Constitucional

Bibliografía

  • Basadre, Jorge: Historia de la República del Perú. 1822 - 1933, Octava Edición, corregida y aumentada. Tomos 9 y 10. Editada por el Diario "La República" de Lima y la Universidad "Ricardo Palma". Impreso en Santiago de Chile, 1998.
  • Chirinos Soto, Enrique: Historia de la República (1821-1930). Tomo I. Lima, AFA Editores Importadores S.A., 1985.
  • Orrego, Juan Luis: La República Oligárquica (1850-1950). Incluida en la Historia del Perú. Lima, Lexus Editores, 2000. ISBN 9972-625-35-4
  • Tauro del Pino, Alberto: Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 14, QUI/SAL. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-163-3
  • Guerra, Margarita: Historia General del Perú. Tomo XI. La República Aristocrática. Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú, 1984.
  • Varios autores: Grandes Forjadores del Perú. Lima, Lexus Editores, 2000. ISBN 9972-625-50-8



José María Corbacho y Abril


Nació el 13 de marzo de 1785. Hijo del Dr. Antonio Sánchez Corbacho y de Escolástica Abril, Protegido por Chávez de la Rosa, hizo sus primeros estudios, como becario en el Seminario,. Al quedar sin recursos a la muerte de su padre, s ele ocurrió solicitar la protección del encumbrado u generoso Dr. José Salazar y Baquíjano, y  con su ayuda, viajó a Lima y culminó sus estudios de derecho en San Marcos, graduándose  de abogado  ante la real audiencia. El 10 de junio de 1807  se incorporó al colegio de abogados de Lima.

De  vuelta a Arequipa abrió estudio profesional y fue profesor de filosofía y Matemáticas del Seminario y asesor del Cabildo.

En 1812 año de los grandes halagos y esperanzas para los liberales , corbacho fue la primera figura de estos en Arequipa, habiendo llegado inclusive a figurar como miembro de una logia secreta , a igual que Melgar y M.J de Rivero. Fue por igual razón uno d e los más entusiastas celebrantes de la constitución de 1812 y d e la promoción al Consejo supremo de Estado del ilustrado y liberal Dr. José  Baquijano y Carrillo, intervino en la revolución d e Pumacahua; tuvo destacada actuación en la Academia Luterana  en 1821 y en el Colegio de la Independencia Americana del cual fue el primer Rector. En 1832 fue senador por Arequipa y consejero de Estado de Gamarra, en 1834 Ministro de Hacienda de Orbegoso y posteriormente vocal titular y presidente d e la corte d e Lima , vocal y fiscal de la Corte Suprema, fue abogado y también poeta  , murió el 30 de octubre de 1843  y fue declarado por el congreso “fundador de la independencia “ reposa desde 1957 en el panteón de los Próceres en cumplimiento de la ley 1009.