.

Pedro Pablo Díaz Cornejo


Hijo de Martín Díaz Salas y de Narcisa Cornejo Cervantes, nació Pedro Pablo Díaz Cornejo el 29 de junio de 1893 en una casita rural del pago de Tingo, Arequipa. Hizo sus estudios primarios en una escuelita de su pueblo natal y cuando tuvo doce años de edad, viajó acompañando a sus padres "a las salitreras del Sur", que sólo hacía veinticinco años habían sido arrebatadas por Chile al Perú. Trabaja como ayudante de herrería y mecánica, al mismo tiempo que estudia en el Colegio de Iquique. Cuando concluyó sus estudios secundarios, regresó al Perú, para cumplir con su servicio militar. Dos años estuvo enrolado al batallón de los Húsares de Junín en Lima. Al cabo de los cuales volvió a Chile, donde trabaja para ahorrar dinero. En 1915 regresa a Arequipa, con el propósito de hacer algún negocio con sus ahorros. Se dedicó a importar productos de Chile, especialmente cueros curtidos, cuya demanda le hizo ver que podía expandir su actividad comercial, llegando a formar con César Bustamante la curtiembre y charolería "América" el año de 1923.

Cinco años después se disolvió la sociedad y Pedro P. Díaz quedó como único dueño de la empresa que, en 1928, tomó el nombre de Fábricas América Pedro P. Díaz S.A. De este tiempo datan las primeras máquinas que él diseñó para su curtiduría y que se fabricaron en Arequipa.

En 1931, estuvo entre quienes suscribieron acciones de cien soles cada una, para formar una Sociedad Anónima que editaría un periódico: El Sur. "Hay que hacer ver a los comerciantes, fabricantes e industriales de todo género de Arequipa, la conveniencia de que haya un periódico que defienda los intereses regionales y la descentralización económica del departamento".

En 1932 las Fábricas América comenzaron a producir carteras, guantes, maletas, bolsos, cinturones, es decir, se dedican a la producción de artículos de cuero. En el mismo año fue incorporado, como nuevo socio, a la Cámara de Comercio de Arequipa. También fue miembro de la Asociación de Comercio e Industria de Arequipa, que se fundó en 1923.

Los comerciantes minoristas de Arequipa estaban organizados, junto a los pocos industriales de la época y a otros pequeños empresarios de servicios, en la Asociación de Comercio e Industria de Arequipa, expresión del sector definidamente ligado al mercado regional cuyo objetivo declarado fue "dar forma a una institución que se ocupe del desenvolvimiento del comercio de esta región y de la amplia defensa de sus intereses”.

Fue elegido Presidente de la Asociación de Comercio e Industria para el periodo 1944-1945. En este último año, el Colegio de Abogados de Arequipa le rindió un homenaje,

"considerando (...) que este destacado industrial se hacía merecedor al aplauso público, no sólo por haber creado un gran centro de trabajo cuyos productos hacían honor al Perú, y especialmente a Arequipa, sino también por el trato que daba a sus servidores, con estímulos y recompensas, a los cuales él no estaba obligado por ley, pero que los cumplía merced a su generosidad y comprensión (...) ".

En las elecciones de 1945, la lista parlamentaria del Frente Democrático Nacional (FDN) contó en Arequipa con el apoyo abierto de comerciantes e industriales, como Jaime Cartig, José A. Portugal, Pedro P. Díaz, Carlos y Percy Ricketts.

En Arequipa, paralelamente y en apoyo del FDN, surgió un movimiento llamado de la Unificación Nacional de las Fuerzas de la Producción y el Trabajo (UNFPT), presidido por Pedro P. Díaz, que luchaba por la tecnificación del Parlamento. Su interés (como ha dicho Baltazar Caravedo Molinari, en su libro "Desarrollo desigual y lucha política en el Perú, 1948-1956. La burguesía arequipeña y el Estado peruano") era convertir al Parlamento en una instancia eficiente, capaz de legislar con rapidez el conjunto de reformas preconizadas por el FDN.

Entre 1945 y 1947, fue Alcalde de Arequipa, nombrado por el presidente José Luis Bustamante y Rivero, y trabajó con el siguiente personal: Emilio Suárez Galdos, síndico de gastos; Alberto Llosa García, síndico de rentas; y Carlos A. Ricketts, Javier de Taboada y Bustamante, Ricardo Phillips, J. Enrique Cárdenas, Clodomiro Chirinos Manrique, José Luis Russo, Lizardo Berríos, Eva Morales, Agapito Pacheco, Luis F. Ponce, Roberto Chocano, Eduardo Belaunde, como inspectores. Entre otras, fueron sus obras la remodelación integral del balneario de Tingo con la construcción de dos piscinas y la apertura de la Avenida La Paz.

Para ese entonces, Fábricas América era una de las más importantes empresas del Perú. Contaba con sucursales en Lima y Miraflores, Tacna y Cusco. Sus productos se vendían en todo el Perú, Argentina, Chile, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, Canadá, y diversos países de Europa. Paseó con orgullo su lema: "Es bueno porque es peruano y es mejor porque es arequipeño". Él mismo viajó por Estados Unidos, Europa y Sudamérica, estudiando y adquiriendo conocimientos sobre los adelantos para mejorar su industria.

Fue insigne benefactor de sus empleados y obreros que trabajaban en las Fábricas. Los llevaba anualmente a Mollendo para que se bañen y recreen descansando de las labores ordinarias en las Fábricas. Auspició varias giras deportivas de equipos arequipeños al exterior y Lima.

Fue socio activo de Rotary Club de Arequipa, del cual llegó a ser Presidente en 1953-1954. Perteneció, además, al "Jockey Club" y "Club de Arequipa".

Estuvo casado con Aurelia Leopolda Castillo Rivera. Ya viudo, se casó con Angélica Palacios. No dejó hijos. Pionero de la industria arequipeña, falleció el 31 de diciembre de 1974.


Predecesor:
Alberto de Rivero y Rivero
1944
Alcalde de Arequipa
03/10/1945- 1947
Sucesor:
Alfredo Roberts Valcárcel
1948

Consúltese:

Baltazar Caravedo Molinari. Desarrollo desigual y lucha política en el Perú, ¡948-1956. La burguesía Arequipeña y el Estado peruano.

Santiago Martínez. Alcaldes de Arequipa. Desde 1539 a 1946. Arequipa, lro de febrero de 1946.

Eloy Linares Málaga


Eloy Linares Málaga (Yarabamba, 27 de junio de 1926 – Arequipa, 17 de enero de 2011) fue un historiador peruano que localizó numerosos lugares arqueológicos, entre ellos, los petroglifos de Toro Muerto.

Eloy Linares Málaga nació en la villa de Yarabamba el 27 de junio de 1926. Obtuvo el grado académico de Doctor en Historia, Geografía y Ciencias Sociales en la Universidad Nacional de San Agustín de la ciudad de Arequipa. También hizo su posgrado en las universidades de Berlín y Munchen de Alemania y fue becado por la OEA en México para perfeccionarse en museología, museografía y museotecnia.

Fue director del museo de la Universidad Nacional de San Agustín y director honorario del Museo Municipal, así como decano de las facultades de Educación y Medicina. Ocupó también el cargo de director regional de Turismo.

Obras
  • El Antropólogo Alemán Friederich Max Uhle: Padre de la Arqueología Andina (1964)
  • Razones por las cuales debe llamarse al estilo tricolor del sur Juli y no Churajón (1973)
  • La necrópolis de Tres Curces y el estilo Juli (1980)
  • Prehistoria de Arequipa (1990)
  • Nuestra leche, Gloria y el Desarrollo Ganadero del Sur (1993)
  • Lo que Arequipa ofrece al mundo: Síntesis de la prehistoria e historia de la ciudad de la piedra blanca. (1996)
  • Un descubrimiento inesperado
  • Arte Rupestre en el Perú
  • Arequipa, Tierra Mía
  • Visita Guiada para conocer desde Arequipa el Valle del Colca
  • El Libro de Piedra de Toro Muerto


Entre sus aportes más importantes a la cultura peruana, se encuentra la localización de ochocientos lugares arqueológicos en la región Arequipa, siendo el de mayor relevancia los petroglifos de Toro Muerto, sitio que ha sido considerado como el repositorio más grande del mundo de arte rupestre. Eloy Linares Málaga representó al Perú en diversos foros internacionales desde los años 80 y recibió la Medalla de Oro de la ciudad de Arequipa y las municipalidades provinciales de Camaná, Caravelí y Caylloma.

Juan Guillermo Carpió Muñoz





Nació en Arequipa el 26 de junio de 1945. Sus padres fueron, don Oscar Carpio Arias y doña Teodora Muñoz Rivera.

Estudió en la Escuela Normal Urbana y en el Colegio Nacional de la Independencia Americana. En 1962  ingresó a la Universidad Nacional de San Agustín, donde obtuvo el grado académico de Bachiller en Letras y el título de Sociólogo Profesional y fue luego incorporado a la docencia, llegando a ser profesor principal de la Facultad de Ciencias Històricos Sociales y Secretario General de la Universidad.

En 1973 apareció su primer trabajo de investigación  : El desarrollo del capitalismo en el agro puneño. Orientado hacia los estudios históricos y culturales sobre Arequipa  en 1976 publicó el "El Yaraví arequipeño" y entre 1980 y 1982 catorce fascículos  a los que agregaron  más tarde  dos tomos  hasta conformar los cuatro  volúmenes de la edición completa de "Texao Arequipa y Mostajo. La historia de un pueblo y de un hombre". en 1983  escribió  "Arequipa y la guerra con Chile" y dos años más tarde "Arequipa Música y Pueblo" un libro y tres long plays.

En 1987 publicó un siglo de esfuerzo o historia de la cámara de comercio  e industria de Arequipa  y poco despues  "COTINCA y la historia del transporte  arequipeño" . También  por esos años produjo  la serie "Dialogando con Arequipa"  compuesta por  33 documentales  televisivos  sobre los pueblos y costumbres del departamento, a los que añadiría  otro sobre la ciudad , el río y su campiña y un reportaje dedicado a la obra del pintor Luis Palao Berastain.

Convocado por la Fundación M.J. Bustamante de la Fuente participó en la elaboración de "La Historia General de Arequipa"  1990, ocupandose del periodo republicano. Editó  luego prosa lírica  "En Elogio de Arequipa" 1991 , fue coautor del libro "Arequipa , sus Fiestas y Comidas Típicas" 1996 y en 1999 publicó  en tres volúmenes el "Diccionario de Arequipeñismos", ha elaborado y publicado otros libros como el de "Surco Pasión y gloria del chacarero arequipeño" y "El pendón musical de Arequipa" en los últimos años.

En 1984 recibió la Medalla de Oro de la ciudad . Fue congresista  en el Congreso Constituyente  (1992-1995) director del Instituto Nacional de Cultura  1996 y entre 1999 y 2001  asesor cultural  de la Municipalidad de Arequipa  . En 1995 recibió el premio Nacional del Folclor  y la Medalla Kuntur , además fue distinguido por la fundación Cultural Alfonso Bouroncle  Carreón con el Premio Excepcional al Mérito, en 2015, Juan Guillermo Carpio Muñoz, fue declarado hijo ilustre de Arequipa por la municipalidad provincial.




Isidro Zárate Santillana




Nace en Arequipa en 1921. Realizó sus estudios primarios en la escuela 952, Manuel Muñoz Nájar. Los superiores en la Escuela Normal, graduándose como Profesor Primario y como profesor secundario en la Universidad de San Agus­tín. Autor de "Costumbres de mi tierra"; "La pampa de Mira­flores", "Estampas de mi tierra", entre otras. De él resca­tamos una parte de su poemario relacionado al plantel:

"Tuitos teníamos que lucharla parejo en duras competencias
pa'mantenerse pue y terminar la secundaria
porque si no rendiyan, tenían que volver pa'la chacra
arreyar las vacas y sembrar las papas
tal como lomiaron los tatas, quienes reprochaban pue:
-Oite m'hijo, entraste p'al colegio,
pero el colegio no ha dentrau en vos.
Vais a repetir el año, pero volvis a lo mesmo
mejor te quedáis en la chacra pa' pastiar burros!".

Para 1977, estos poemas que estaban perdidos en el habla popular de Arequipa, son recogidos por el declamador don Isidro Zárate Santillana, un profesor que al desempeñarse en escuelas fiscales y rurales de la ciudad aprende el hablar de los lonccos y la picardía para declamar con mucha gracia . Tuvo un espacio en Radio Melodía de Arequipa titulado: “Poemario Loncco” en donde divulgó los poemas con gran aceptación en la ciudad, pues se emitían por lo general los domingos a las 6:00. de la mañana, hora en que en la mayoría de los hogares existía aún el tradicional deguste del adobo arequipeño con su “té pitiau” (té tomado con anís Nájar o pisco, en tazas con agua recién hervida en las calentadoras piteadoras o silbadoras de antaño). Estas declamaciones eran acompañadas por la emisión de yaravíes, pampeñas o marineras arequipeñas.

Fallece en Arequipa en 1994

Maximiliano T.Vargas

Nació en Arequipa, en 1874. Murió en Lima en 1959 como un desconocido. Inició su carrera como fotógrafo profesional hacia 1896 a sus veintidós años, lo que hace suponer que su aprendizaje del arte de manejar la luz se inició, siendo aún muy joven. No se conoce quienes fueron sus maestros o de que manera se introdujo al mundo de la fotografía; no obstante, por entonces, Arequipa ya cobijaba a muchos fotógrafos, entre ellos Emilio Díaz. De su vida de esos años, se sabe que fue uno de los principales animadores del Centro Artístico -fundado en Arequipa en 1890- donde jóvenes intelectuales que cultivaban la pintura, la escultura y la fotografía estaban convocados para presentar sus obras en la reunión anual. Se tienen registros de que participa el año 1897 en uno de los concursos de fotográficos realizado en el Cuzco donde gana el máximo galardón (la medalla de plata). 

El Centro Artístico fue, de hecho, una institución importante para el desarrollo de la fotografía arequipeña debido a los concursos fotográficos a los que convocaba y que tenían una fuerte recepción. Andrés Garay Albújar (Límites de la fotografía, límites del fotógrafo) señala al respecto: “De hecho, el Centro Artístico introdujo en Arequipa un espacio de modernidad peculiar, en el que desde sus criterios visuales fueron reconocidos y premiados talentos de la fotografía como Emilio Díaz, Max T. Vargas, y en dos ocasiones (1916 y 1917) a la todavía promesa Martín Chambi por sus paisajes fotográficos” y, en relación a los eventos a los que anualmente convocaba: “Si consideramos que la Arequipa de entonces tenía un componente socio cultural de marcados gustos europeos, llama la atención un hecho como el de la presencia de fotografía y pintura en un mismo espacio expositivo sin problemas ni discriminaciones”.

Es con todo este bagaje que Max T. Vargas subió desde Arequipa al altiplano boliviano fotografiando gente, paisajes y lugares arqueológicos. Llego a la ciudad de La Paz antes de terminar el siglo XIX donde registró, con su cámara, paisajes y personajes ilustres de esta ciudad. Es posible que allí, ya por entonces, abriera un estudio fotográfico residiendo en la misma por temporadas. Así a este período corresponde las ediciones de tarjetas en formato de Tarjeta Postal que llevan la inscripción de: “Edición propia de Max T. Vargas, Arequipa & La Paz”. Si bien no sabemos en qué ciudad fueron impresas; la leyenda que aparece en las mismas sugiere que pudo ser en una de estas dos ciudades o, de manera paralela, en ambas. Probablemente Vargas tuvo la intención de establecer una conexión comercial entre ambas importantes localidades.

Su paso por Bolivia no fue fugaz ni precario si tomamos en cuenta que estas fototipias eran entregadas en tarjetas de lujo y con formato de gran tamaño. Entre las tarjetas se han conservado aquellos paisajes urbanos de la ciudad de La Paz y de Tiwanaku. De los retratos existe una importante cantidad de imágenes de mujeres y/u hombres de la elite, posando solos o con su familia -posiblemente registradas en el estudio fotográfico instalado en la ciudad de La Paz. Las mismas llevan igualmente el rótulo “Max T. Vargas. Arequipa y La Paz”, sugiriendo una suerte de circulación constante entre ambas ciudades y sus respectivos mundos y sociedades, ya que, sabemos también que paralelamente a su estudio en La Paz, tenía en Arequipa un lujoso Estudio fotográfico, el más grande e importante de entonces en todo el Perú, situado en pleno centro de la ciudad,.

Puede considerarse que Max T. Vargas fue un iniciador de la fotografía documental. Sensible a registrar el patrimonio arquitectónico y arqueológico influyó en esta línea sobre la obra de fotógrafos peruanos como Martín Chambi y posiblemente de fotógrafos que ejercían este oficio en Bolivia como el italiano Luís Domenico Gismondi o de Julio Cordero, a quienes debió haber conocido siendo éstos también importantes fotógrafos en la ciudad de La Paz.

Max T. Vargas como retratista fue un experimentador de la luz y de la sombra, así como de las composiciones en la que integraba a las personas, junto al telón de fondo a fin de crear una nueva realidad y el mobiliario. Queda claro que la utilización de este último elemento tenía el fin de resaltar al retratado, de manera similar a lo que hacían los pintores cultores del retrato. De ahí ese afán que se nota en sus fotografías de estudio de captar los rasgos distintivos de la persona retratada, su particularidad, para lo cual, buscaba poses bastantes estudiadas insistiendo en lograr los mejores contrastes de luz y de sombras.

No conocemos el impacto que tuvo Max T. Vargas en el desarrollo del arte de la fotografía en Bolivia. En el Perú, se sabe que destacados artistas pasaron por su estudio fuera de Chambi, quien afirmaba que su arte tenía raíz arequipeña, entre ellos el carismático bohemio J. M. Figueroa Aznar, pintor y fotógrafo. Carlos y Miguel Vargas Zaconet (los “Hermanos Vargas” -que no eran parientes suyos), dos de los más destacados fotógrafos peruanos, aprenden este oficio con él. Otro discípulo suyo fue su hijo mayor, Alberto Vargas, quien se hizo mundialmente famoso al crear las glamorosas Varga’s Girls, ilustraciones que quedaron marcadas en el imaginario de muchos hombres durante la Segunda Guerra Mundial desde las páginas de las revistas Squire y Playboy.

El declive de la obra de Vargas empezó hacia 1920, año en el que desaparece de Arequipa reapareciendo en Lima -a mediados de 1930- publicando tarjetas postales carentes de todo nivel artístico. En la década de 1940 dejó la práctica fotográfica y pasó rápidamente al olvido.

Julio Ernesto Portugal Escobedo


Julio Ernesto Portugal Escobedo, (Arequipa, 1894 – Lima, 18 de junio de 1972) médico y político peruano. Fue alcalde de Arequipa (1939-1941), senador de la República (1945-1948 y 1956-1962), ministro de Salud Pública (1946-1947) y Presidente del Consejo de Ministros (1946-1947).

Hijo de José Fermín Portugal y Maria Teresa Escobedo. Estudió en el Colegio Nacional de la Independencia Americana de su ciudad natal, de donde egresó en 1910. Luego cursó estudios superiores en la Universidad Nacional de San Agustín donde siguió Ciencias Naturales. Trasladado a Lima, inició sus estudios de Medicina en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Pero a causa de la crisis universitaria surgida hacia 1919 viajó a Francia para concluir su formación profesional. En la Universidad de París obtuvo su título de Médico Cirujano. En 1922 volvió al Perú, instalándose en su ciudad natal. Allí fundó la Policlínica, el primer centro asistencial del sur peruano de origen particular. Fue igualmente jefe de a sección quirúrgica del Hospital Goyeneche. Se casó con Elsa Forga Harmsen en 1933.

Nombrado Alcalde Provincial de Arequipa, ejerció del 18 de mayo de 1939 a 6 de octubre de 1941. Con motivo del IV Centenario de fundación española de la ciudad celebrado el 15 de agosto de 1940, realizó un vasto plan de obras públicas que aún mantienen su importancia. Inauguró el Ateneo, el local de la Biblioteca Municipal, el Hotel para Turistas, el Teatro Municipal, el Coliseo Municipal, el Estadio Melgar, el Parque Selva Alegre, el Barrio Obrero y el adoquinado de las calles.

Participó en la formación del Frente Democrático Nacional (FDN), que aglutinó a distintas fuerzas políticas con miras al proceso electoral de 1945. Fue elegido vicepresidente del primer Comité Departamental del FDN en Arequipa. Dicho Frente lanzó la candidatura de José Luis Bustamante y Rivero para la presidencia de la República, resultando triunfadora. Portugal resultó elegido Senador por Arequipa y fue nombrado ministro de Salud Pública, integrando el primer gabinete ministerial presidido por otro arequipeño, el doctor Rafael Belaunde Diez Canseco. Cuando éste renunció en enero de 1946, Portugal lo reemplazó al frente del Consejo de Ministros, manteniendo la cartera de Salud. En su gabinete figuraban tres apristas: Manuel Vásquez Díaz (Hacienda), César Elías (Fomento) y Luis Rose Ugarte (Agricultura).

Como ministro, fue gestor de un amplio proyecto de construcciones hospitalarias en todo el país. Su período ministerial duró hasta enero de 1947, cuando hubo de renunciar a raíz del escándalo suscitado por el llamado “crimen Graña”. Se eligió un nuevo gabinete, presido por el contralmirante José R. Alzamora.

Tras el golpe militar protagonizado por el general Manuel A. Odría en octubre de 1948 contra Bustamante, salió exiliado a Argentina. Pronto regresó a su ciudad natal, donde retomó su actividad profesional. Pero no dejó de luchar por la democracia, siendo uno de los actores de la revolución de Arequipa de 1955 que ocasionó la caída del odiado ministro del Interior Alejandro Esparza Zañartu y sentó las bases para las elecciones generales de 1956.

Por segunda vez fue elegido senador por Arequipa para el periodo legislativo de 1956 a 1962, formando parte de la lista del Partido Demócrata Cristiano. Falleció en Lima, en 1972.

Predecesor:
Alberto Rey de Castro y Romaña
1934-1939
Alcalde de Arequipa
1939-1941
Sucesor:
Juan Luis Moscoso Melgar
1941-1943



Leonidas Bernedo Málaga




Nace en Yarabamba, un 15 de junio de 1891, hijo de José Bernedo Arenas y de doña Benita Málaga Vargas, tiene entre sus familiares hombres de raigambre religiosa como Fortunato Bernedo Málaga que llegó a ser Canónigo del Cabildo Metropolitano de la Arquidiócesis de Arequipa, de vieja raigambre española. Después de terminar la secundaria hizo estudios en Santiago de Chile, Colombia y París en mérito del cual aprende el francés y el griego. 

En Europa logra conocer, aprender, las ideas de Einstein, Plank, Bergson y Brandy. Llega a la Paz y se desempeña como profesor de Seminario, llegando a ser Rector del Seminario de Cochabamba, y, en 1922 llega a Lima como Vice Rector de la Escuela Apostólica de la Congregación Lazarista. Es trasladado hacia la ciudad de Arequipa como Párroco de las doctrinas de Pocsi y Quequeña, vicario y párroco de Chuquibamba (1935) por espacio de 10 años. 

Hacia 1945 gana un concurso de Canongia Magistral en el cabildo de Arequipa hasta llegar hasta al alto rango de Dean. Director en dos oportunidades del Diario El Deber, fundador del Museo Arqueológico de la Universidad de San Agustín, Miembro del Instituto Geográfico de Lima, profesor del Colegio Independencia y del Colegio Militar Francisco Bolognesi, donde se desempeña como capellán hasta 1963, dejando de existir un 20 de febrero de 1977, un año después de haber obtenido la Medalla de Oro de la Ciudad, a la edad de 86 años, testigo de una serie de transformaciones en la sociedad peruana. Entre su producción intelectual tenemos: La Cultura Helénica, La Cultura Puquina y Los Collahuas.


Manuel Gallegos Sanz


Manuel Gallegos Sanz (Cayma 1894-1991) educador, periodísta y poeta arequipeño con su estilo costumbrista llegó a publicar cinco libros con sus versos:  Cayma (1933), Flechero Satírico (1934), Mundo del Agro (1965), Cantares Cholos (1968) y Guitarra Melgariana (1969) dentro de ellos había una riqueza musical que la historia no puede dejar pasar, Manuel Gallegos fue un gran escritor de himnos cívicos en la Arequipa de primera mitad de siglo XX, los himnos que escribió es el tema que presentamos en ésta entrada.

La actividad del poeta ya se registra premiada en el Certamen Nacional "Cancionero Escolares Peruano" promovido por el Ministerio de Educación Pública (1952), resulta ganador los versos de: "Alma de un niño bueno". Su pluma también se enfila a su labor educativa y publica "Mundo del Agro" (1965) un libro dedicado a la niñez arequipeña, el libro tiene dos partes: "Terrones arequipeñistas" y "Colmenar Infantil"; en cuyas páginas hemos encontrado varios títulos que están relacionados con la música, vale decir fueron letra de canciones infantiles y canciones cívico-patrióticas destinadas a su práctica dentro del calendario escolar, pasemos ver la relación de las letras que indican también compositor musical en su autoría:

Tabla Nro. 01.- Canciones cívicas y escolares escritas por el poeta Manuel Gallegos Sanz

Nro.
Título
Letra
Música
1.
En el día de la Madre (ronda)
Manuel Gallegos Sanz
Josefina de Gallegos
2.
Himno del campo a la ciudad
Manuel Gallegos Sanz
Desconocido
3.
Canción a la Madre
Manuel Gallegos Sanz
Benigno Ballón Farfán
4.
Himno a la escuela “Francisco Mostajo”
Manuel Gallegos Sanz
Manuel Castillo Chanove
5.
Himno a la escuela “Mariano Melgar”
Manuel Gallegos Sanz
Juan Francisco Chanove
6.
Canción a la patria
Manuel Gallegos Sanz
Desconocido
7.
Himno a la escuela “Juan Manuel Polar”
Manuel Gallegos Sanz
Desconocido
8.
Ciudad encantada
Manuel Gallegos Sanz
Augusto Bejarano
9.
Himno a la escuela “Estefanía Espinoza”
Manuel Gallegos Sanz
Juan Francisco Chanove
10.
Canción de la escuela Nro. 981
Roberto Ballón Vargas
11.
Canción de la primavera
Manuel Gallegos Sanz
Desconocido
12.
Bendita sea la patria
Manuel Gallegos Sanz
Premiada en el concurso “Cancionero Escolar Peruano” Ministerio de Educación 1952
13.
Himno del Instituto Experimental Nro. 13
Manuel Gallegos Sanz
Armando Maristany
14.
¡Escuela Mía!
Manuel Gallegos Sanz
Josefina de Gallegos
15.
Himno de la Escuela de Varones Nro. 990 de Yanahuara
Manuel Gallegos Sanz
Rubén Fuentes
16.
Cantares de Primavera
Manuel Gallegos Sanz
Premiada en el concurso “Cancionero Escolar Peruano” Ministerio de Educación 1952
17.
Mi huertón Florido
Manuel Gallegos Sanz
Josefina de Gallegos
18.
Canción de la Escuela “Sánchez Trujillo”
Manuel Gallegos Sanz
Lucila Stanfir Sánchez
19.
Himno de la Escuela Nro. 110
Manuel Gallegos Sanz
Juan Francisco Chanove
20.
Canción a mi madre
Manuel Gallegos Sanz
Josefina de Gallegos
21.
Canción Obrera
Manuel Gallegos Sanz
Benigno Ballón Farfán
22.
Canción del Pum - Bom
Manuel Gallegos Sanz
Josefina de Gallegos
23.
Himno de la escuela “Horario Morales”
Manuel Gallegos Sanz
Juan Francisco Chanove
24.
Adiós a mi escuela
Manuel Gallegos Sanz
Desconocido
25.
Himno del pueblo [actual distrito de] Mariano Melgar
Manuel Gallegos Sanz
Jorge Chávez Dávila.
26.
Himno de la Villa de Cayma (*)
Manuel Gallegos Sanz
Guillermo Moscoso Vargas
(*) Éste himno no se encuentra en ninguno de los libros antes mencionados, actualmente es el himno oficial del distrito de Cayma

En la lírica de Don Manuel es frecuente el uso de términos musicales como: yaraví, sinfonía, oda, canción... se repiten en varios títulos en los que no se especifica si fueron destinados a ser cantados; pero sí fueron fuente de inspiración para el poeta.


Leer el listado anterior nos lleva a afirmar que el poeta enriqueció el cancionero (escolar y cívico) de la ciudad, con 25 canciones y/o himnos en colaboración con músicos como: Juan Francisco Chanove, Benigno Ballón Farfán, Manuel Castillo Chanove y Armando Maristany. La preocupación del poeta de llevar su aprecio por la naturaleza y su tierra a las aulas, es innegable, bastará leer algunas líneas de su producción para darse cuenta que su amor por las montañas y campiña era único; su sensibilidad artística lo llevaba a soltar, cada vez que podía, palabras de amor natural por Arequipa.

!Otro cantar es encontrar la música que acompañó a tanta poética!


Fuente : 

http://unlugarbajoelsol.blogspot.com/2014/07/manuel-gallegos-sanz-prolijo-autor-de.html